Las preguntas más frecuentes sobre publicidad digital

Todo lo que tenés que saber sobre Social Media Ads.

Estar presentes en redes sociales es muy importante, pero el alcance orgánico es cada vez menor. Entonces, ¿cómo hacemos para que nos vean?

Hoy en día, no hay éxito en redes sin inversión en publicidad. Muchas veces leemos que tenemos que enfocarnos en el contenido para lograr resultados de manera orgánica, y eso es verdad. Pero también debemos saber que las reglas de juego cambiaron y que Facebook, y su par Instagram, cada vez restringen más la visualización de esos contenidos, y cada vez menos personas ven lo que posteamos. Mucho se habla del famoso algoritmo; algunas cosas son ciertas y otras no. De lo que no hay dudas es de que si queremos destacarnos por sobre la competencia, conseguir potenciales clientes, concretar ventas o aumentar la comunidad, tenemos que invertir. Por eso, en este artículo te respondemos las preguntas más comunes acerca de la estrategia de publicidad en Facebook e Instagram.

¿Me conviene más hacer publicidad en Facebook/Instagram o en Google?

Lo cierto es que son dos empresas distintas, con lógicas diferentes. Antes de decidir dónde invertir debemos analizar nuestro negocio y nuestro público. ¿Tenemos una web o tienda? Si la respuesta es no, debemos descartar Google Ads. Si la respuesta es sí, podemos optar por realizar publicidad en ambos. Lo importante es identificar a qué público está dirigido nuestro producto o servicio y qué comportamiento tiene ese público. Una diferencia fundamental radica en que, mientras en Facebook e Instagram estamos enviando la publicidad al segmento, en Google hay alguien buscando algo específico. Hay una necesidad puntual por parte del potencial cliente. También debemos decir que la publicidad en Google es más compleja y, muchas veces, algo más cara que en Facebook. La puja es mucha y dentro del mercado nos encontramos compitiendo con grandes marcas que invierten sumas elevadas de dinero.

¿Por qué usar el Administrador de Anuncios y no promocionar desde “el botón azul”?

Básicamente porque tenemos muchísimas más posibilidades. ¡Ojo! No quiere decir que no sea válido ni efectivo realizar la publicidad dentro de Facebook o Instagram, pero si no usamos el Administrador nos perdemos un mundo de posibilidades. Desde elegir un objetivo de campaña puntual hasta segmentar de manera efectiva y personalizada a los público (¡hay infinidad de alternativas para segmentar!) o tener un mayor control del presupuesto y métricas muy avanzadas para medir los resultados.

¿En qué caso conviene publicitar?

La respuesta es en todos. Pero para ejemplificar: si tenés un e-commerce y vendés online es fundamental tener una estrategia de publicidad. Es lo mismo que el local que le paga al canillita para que ponga sus volantes en los diarios. De alguna manera tenés que llevar gente a tu “local online” y la única forma es haciendo publicidad.

Si no tenés un e-commerce, pero tu objetivo es posicionar a tu marca y que tus publicaciones tengan mayor alcance, también te conviene. Estar todo el tiempo en la mente de las personas es uno de los objetivos principales del marketing digital.

Otro motivo es que te sirve para hacer remarketing:  ¿viste cuando entrás a páginas de turismo, buscás un vuelo a Brasil, te vas de esa web pero luego te persigue por una semana la publicidad “Brasil te está esperando” en tu Facebook? Bueno, eso es remarketing. Volver a aquellas personas que ya te visitaron y recordarles que existís.

¿Cuánta plata tengo que poner?

El monto es muy relativo y siempre va a depender del presupuesto que tengas. Lo que sí es muy importante es tomar la inversión en publicidad como gasto mensual, y no ir poniendo plata cada tanto y al voleo porque de esa manera sí perdemos dinero. El éxito en publicidad está en establecer un presupuesto mensual, armar una estrategia en base a los objetivos y luego medir los resultados.

Hacer publicidad en redes requiere de una planificación, al igual que lo hacemos con toda nuestra comunicación.

¿Lo puedo manejar yo mismo?

En esto vamos a ser muy honestas: hacer publicidad no es fácil. Hay muchísimas cosas que saber, investigar, y aprender sobre el funcionamiento de la herramienta, sobre criterios para elegir un público u otro dependiendo del objetivo de esa campaña, cómo armar anuncios con copies atractivos, cómo dividir el presupuesto y con qué criterios; y lo más importante: medir todo el tiempo los resultados para saber si lo que estamos haciendo va en el camino correcto o debemos meter un volantazo.

Aldana Saavedra, Socia de Makana Comunicación Estratégica

También puede interesarte leer: